El año revisado: herramientas móviles de TAO, traducción neuronal automática, NEC TM, blockchain, compras y fusiones

Ya han pasado tres semanas de enero, lo que ofrece una perspectiva de lo que ocurrió en Pangeanic y en la industria de la traducción en 2018. He aquí un año en revisión: qué definió la industria de la traducción, qué tecnologías del lenguaje afectan a la profesión, qué desarrollos tuvieron lugar en Pangeanic y qué creemos que influirá en el futuro inmediato y más allá.

Reflexionando sobre otro año en la industria de la traducción

El tamaño de la industria de la traducción no deja de crecer. Cualquier previsión se queda corta, ya que cada vez más tecnologías están “relacionadas con el lenguaje” y la traducción incorpora más funciones de Procesamiento del Lenguaje Natural. Las tecnologías del lenguaje (es decir, las tecnologías de análisis del lenguaje) siguen afectando y haciendo que nuestra industria se desarrolle de manera imprevista. No es de extrañar, pues, que en un sector como el de la traducción, los cambios que podrían considerarse “perturbadores” sean más evidentes que en otros sectores. Mucho de lo que ocurrió el año pasado podría seguir afectando al resto de 2019, y podría dejar su huella por más tiempo.

1. El continuo aumento de la traducción automática (y la creciente aceptación de la misma)

PangeaMT ha sido la marca de traducción automática de Pangeanic desde 2010. La resistencia a la posedición de la traducción automática estadística ha sido un tema candente durante muchos años. Sin embargo, el auge de las redes neuronales cambió no sólo el desarrollo del paisaje, sino también la forma en que los traductores, tanto experimentados como nuevos, percibían el trabajo generado por el software y su papel como proveedores de un servicio.

Está más que claro que las capacidades y los conocimientos de los traductores se ven mejorados por la traducción automática, y que su trabajo puede ser más creativo si se utiliza la tecnología. Sólo los traductores que traducen como máquinas serán reemplazados por máquinas.

Los proveedores de tecnología siguen invirtiendo enormes cantidades de dinero en el desarrollo de sistemas de traducción automática cada vez mejores. Las empresas de traducción utilizan estos sistemas para reducir sus costes y ofrecer servicios más rápidos en un mundo cada vez más competitivo y con plazos de entrega más cortos. La mayoría de los traductores dedican tiempo y energía a adoptar la tecnología, aunque todavía hay algunos profesionales que la rechazan por completo. Los nativos digitales son menos aprensivos en lo que se refiere a la posedición que los traductores establecidos, los cuales han invertido años en aprender a usar herramientas de traducción asistida y programas de gestión de terminología. Podríamos discutir sobre si en un futuro no muy lejano tendremos alguna necesidad de aprender idiomas o no, pero ése es otro tema. A pesar de la falta de un gran avance o de algo que sacuda a la industria hasta sus cimientos, parece que la tecnología de la traducción automática está ganando terreno continuamente y se ha convertido en otra herramienta para el uso de ciertos clientes y situaciones, aunque la mayoría de los clientes de la traducción siguen exigiendo “calidad publicable” que sólo puede lograrse con la intervención humana (el revisor humano que aprueba la “humanidad” del texto).

Aunque todavía parece que muchos actores de la industria de la traducción no están preparados para abrazar el futuro, en Pangeanic creemos que la traducción automática se ha integrado y forma parte de nuestro ADN, mientras que otras compañías están basando su visión puramente en modelos de posedición.

2. Pangeanic creará las bases de datos de Memoria de Traducción en versión servidor para la Comisión Europea y los Estados Miembros de la UE

Al anunciar su apuesta por liberar el código de su programa ActivaTM como parte del proyecto National and European Central Translation Memory (NEC TM), Pangeanic obtuvo otro contrato de la UE para convertir a su base de datos ultrarrápida basada en Elastic Search en la memoria de traducción que utilizarían las administraciones públicas europeas como repositorio central. Esta base de datos permitirá a las administraciones públicas de los Estados miembros de la UE centralizar sus activos de traducción en formato TMX y aplicar las prácticas del sector, como el análisis difuso (fuzzy) y que las empresas contratistas de servicios de traducción puedan conectarse a un repositorio central, al tiempo que se crea un servidor nacional de memorias de traducción y, por supuesto, Big Data bilingüe nacional en cada Estado Miembro.

El proyecto, que finalizará a finales de febrero de 2020, también está analizando el tamaño de la industria de la traducción derivada de las administraciones públicas, de modo que cada Estado miembro pueda realizar los ahorros que pueden lograrse mediante la centralización de datos.

3. Herramientas móviles de TAO

Los dispositivos móviles se han convertido en parte de nuestra vida diaria, y es difícil encontrar a alguien que no tenga un teléfono inteligente o una tablet. Inicialmente, estos dispositivos inteligentes sólo servían como entretenimiento y para tareas sencillas, como verificar el correo electrónico. La industria de las herramientas de traducción asistida (TAO) pronto se dio cuenta del tiempo que la gente pasa en línea y de lo móviles que nos hemos vuelto, y cuántas tareas llevamos a cabo sobre la marcha. El anuncio de Memsource de una aplicación móvil para traducciones sonaba muy prometedor, pero al final sólo resultó ser una aplicación para la gestión de proyectos. SDL tiene su Editor de traducción en línea, MemoQ puede utilizarse en línea también. Smartling, SmartCat y Lilt son aplicaciones web nativas en las que los traductores pueden realizar su trabajo. Nuestro propio PangeaBox estará disponible como editor web y satélite de posedición en 2019.

Esto cambia la forma en la que los traductores trabajan y la forma en que pueden trabajar, así como el momento en que pueden ofrecer sus servicios de traducción pues les pueden llegar ofertas en cualquier momento. Como las herramientas TAO ya no sólo están disponibles en los PCs de sobremesa, también se pueden utilizar en cualquier lugar. Todavía no funcionan tan intuitivamente o tan fácilmente como lo hacen en sus versiones de escritorio tradicionales, pero sirven para algo y pueden ser de gran ayuda cuando una tarea necesita ser completada en línea, particularmente para la traducción de contenido general o para aceptar proyectos rápidamente.

La introducción de Hey MemoQ apunta a un matrimonio de aplicaciones móviles y aplicaciones de escritorio que se están desarrollando, pero Hey MemoQ sólo está disponible actualmente para usuarios de iPhone. En cualquier caso, los teléfonos inteligentes y las tablets ganarán más terreno en el futuro. En un movimiento interesante que parece ir en una dirección similar, SDL y Kilgray presentaron nuevas versiones de SDL Trados Studio y MemoQ. El futuro seguramente estará en el uso de herramientas de TAO basadas en la web y una creciente necesidad de servicios de posedición que se registren y cobren por hora, no por palabra. 2019 puede ser un año interesante que podría marcar un cambio de rumbo en los modelos de precio, alejándose del software de traducción de escritorio y acercándose a las herramientas móviles de TAO o, al menos, en la nube.

4. El debate de la cadena de bloques (blockchain)

Desde el enorme auge de Bitcoin, las empresas han mostrado un creciente interés en su tecnología subyacente: la cadena de bloques. La tecnología de la cadena de bloques ya tiene unos 10 años, pero las empresas de traducción solo están empezando a darse cuenta de sus potenciales beneficios ahora. Durante 2018, algunos profesionales de la industria debatieron en Slator.com y The Open Mic acerca de las infinitas posibilidades que la cadena de bloques ofrece a la industria de la traducción en términos de transparencia y responsabilidad.

Nada concreto ocurrió en 2018, y algunas de estas visiones las situaríamos en el nivel de las fantasías y los sueños, pero con la cadena de bloques sigue ganando terreno y las empresas siguen invirtiendo enormes cantidades en el desarrollo de sus propias tecnologías blockchain. Ttodavía existe una pequeña posibilidad de que la tecnología detrás de las criptomonedas también pueda tener un impacto en la industria de la traducción. Nadie puede imaginar lo perturbador o innovador que podría ser para nuestra industria si asumimos servicios humanos o traducciones hechas por máquinas en una cadena tal. Puede haber dudas sobre si esta tecnología llegará alguna vez a la traducción, pero las primeras conversaciones sobre la cadena de bloques y los servicios de traducción tuvieron lugar en 2018. Mantengamos la conversación abierta.

5. Fusiones y adquisiciones continuas

En una época en la que la propiedad de las tecnologías que hacen que una empresa sea diferente está definiendo el éxito y se ha convertido en un elemento clave para la supervivencia, las empresas de traducción están tratando de ampliar su posición mediante la fusión y la adquisición de competidores. El año pasado, se llevaron a cabo o se completaron algunas grandes fusiones y adquisiciones: SDL adquirió Donnelley Language Solutions por 77,5 millones de dólares, TransPerfect compró TranslateNow y Moravia pasó a formar parte de la familia RWS tras su adquisición.

Por supuesto, todavía hay espacio para las empresas más pequeñas o regionales, pero los grandes jugadores no paran de buscar nuevos candidatos que adquirir con el fin de servir mejor a sus clientes en algunos países o verticales. Algunas de estas empresas están participando en rondas de inversión o elevando ofertas públicas iniciales con el objetivo final de convertirse en empresas públicas. Esto podría dar lugar a dudas sobre la calidad resultante de la traducción como producto, ya que el deseo de los accionistas de obtener mayores beneficios puede dar lugar a tarifas más bajas o a menores requisitos tecnológicos que terminen por afectar a la calidad de las traducciones. No es un debate cerrado. No es tan fácil asumir tampoco que las mejores traducciones son las que provienen de las empresas más grandes. El futuro traerá más detalles sobre cómo el tamaño y el capital de una empresa de traducción puede afectar la calidad de una traducción.

2 pensamientos en “El año revisado: herramientas móviles de TAO, traducción neuronal automática, NEC TM, blockchain, compras y fusiones

  1. Núria Bel

    “Sólo los traductores que traducen como máquinas serán reemplazados por máquinas.”

    Genial! lo utilizaré con los alumnos!!!

    Pero también hay que repensar los estudios de traducción, ¿qué recomendarías?

    Reply
    1. pangeanic Autor del artículo

      Hola Núria:
      ¡Gracias! Nos vas a hacer famosos con la mención 🙂
      Repensando los estudios de traducción…. creo que cada vez la inteligencia artificial aumenta las capacidades de los lingüistas y estos son capaces de mejorar los algoritmos de procesamiento. La simbiosis tiene diversos tonos y variedades, en los que hay tareas que solo los humanos pueden hacer (o las hacen mejor, como liderar, juzgar, crear, improvisar) y otras para las que los programas son mejores (todas las basadas en cálculo, obviamente, que derivan en actividades como iteraciones, predicciones, transacciones, etc.)

      Pero entre un extremo y otro, tenemos un gran campo de alianza que es donde también veo lo que denominas “repensar”. Por ejemplo, la alianza donde las personas capacitan más a las máquinas (entrenando o explicando), haciendo sostenible la IA. Y el segundo en el que las máquinas capacitan o aumentan las posibilidades de las personas: amplificando nuestros conocimientos, interactuando…

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *