Florida - un estado casi hispanohablante

¿Merece ser idioma oficial el español en Estados Unidos?

El número de hispanohablantes no deja de crecer en Estados Unidos, tanto que no es nueva la pregunta de si merece ser idioma oficial el español en Estados Unidos. En la actualidad, suman ya más de 56 millones de personas. Si estos hablantes formaran un país independiente, sería el segundo más numeroso del mundo en hablantes de español, solo por detrás de México. Con estos datos, tal vez podrías pensar que el español merecería ser declarado idioma oficial. Sin embargo, esto está muy lejos de suceder.
Aunque en muchos Estados ya se utiliza en organismos oficiales junto al idioma inglés, hay un escollo muy importante para que el español alcance la categoría de oficial: en Estados Unidos no hay idiomas oficiales, ni siquiera el inglés lo es. Hay traducciones al español y traducciones al inglés de las webs. Cabe recordar que tampoco en el Reino Unido existe un idioma oficial, así que los Padres Fundadores ni se lo plantearon cuando lograron la independencia.

Ya entonces, el país era un territorio multilingüe. El inglés convivía con el francés, el español, el alemán o el sueco, además de hacerlo con los idiomas nativos de los indios. El inglés fue el vehículo de comunicación común, pero nunca fue el único. De hecho, la mística estadounidense se ha recreado en el hecho de que existió una votación para declarar al alemán cooficial con el inglés como lengua vehicular y que ganó el inglés, una historia aceptada y propagada también por académicos germanos. En los 1750s y antes de la independencia, los colonos británicos de Pennsylvania temían y resentían el hecho de que un tercio de sus vecinos de Pennsylvanians hablaban alemán y no inglés.  Estados Unidos ha mantenido la situación de tierra acogedora de emigración y se hablan más de 300 idiomas, pero los dos mayoritarios son el inglés y el español.

Canadá, dos mejor que uno

Si miras a su vecino del norte, encontrarás una situación muy diferente. Allí no hay uno, sino dos idiomas oficiales. El inglés y el francés conviven, con más o menos éxito, en las distintas provincias canadienses. El gobierno canadiense cuenta con un servicio de traducciones de francés y al inglés. Menos del 20 % de los canadienses hablan ambos idiomas con fluidez y la cooficialidad no alcanza el mismo grado de extensión en todas las zonas, pero los dos idiomas están presentes en las escuelas y organismos oficiales. Québec es la única provincia donde el francés es mayoritario, pero en las demás provincias también hay minorías francófonas que tienen sus derechos lingüísticos respetados. De la misma manera, la comunidad anglófona de Québec utiliza el inglés con normalidad. Ambas lenguas tienen programas de inmersión dentro del sistema educativo.
Uno de los grandes avances de Québec es que los niveles de bilingüismo entre la población son los más altos del país. Incluso, más de la mitad de los inmigrantes se definen bilingües, aunque su lengua materna no sea ni el inglés ni el francés.
A pesar de que ambos idiomas se consideran un valor patrimonial de todos los canadienses, no todos los ciudadanos apoyan ese bilingüismo federal. El debate sigue abierto, e incluso va más allá del uso del idioma porque en Québec existe un fuerte sentimiento independentista y no es descartable que en el futuro pueda constituirse como Estado soberano.

Pero ¿es malo que no sea oficial?

Volviendo al español en Estados Unidos, la no existencia de idiomas oficiales permite que las lenguas habladas tengan su espacio de expresión natural, sin restricciones. Así, el español se habla en centros de trabajo, tiene sus propios medios de comunicación (prensa, radio y televisión). Está presente en la atención médica, en las escuelas y en los organismos oficiales de muchos Estados. Y cuando alguien necesita entender algo con más detalle, siempre puede recurrir a las traducciones de inglés.
Por otra parte, ya que el inglés tampoco es oficial, el español no se ve discriminado. Aunque eso puede estar cambiando porque también hay asociaciones que propugnan dar un golpe en la mesa y poner el inglés por encima del resto. La más conocida es la mediática U. S. English y está presidida, paradójicamente, por un inmigrante chileno. Mauro Mújica sabe hablar con fluidez inglés, francés y, cómo no, su español natal, y defiende que el inglés sea el único idioma oficial. Algo que parece no disgustar al nuevo presidente, Donald Trump. De hecho, una de sus primeras decisiones fue eliminar la página en español del sitio web de la Casa Blanca. Todo un gesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>