¿Para qué necesitamos traducir?

por Manuel Herranz

Puede parece una pregunta obvia, sí, pero ¿para qué necesitamos traducir? O, por decirlo de otro modo ¿qué importancia tiene la calidad de las traducciones sobre mi producto o empresa? ¿Tan necesario es un equipo o un profesional de la traducción? ¿No resulta cara (o carísima) la traducción? ¿Qué diferencia existe entre una persona que habla idiomas y un traductor o intérprete?

Éstas son preguntas comunes a las que me he enfrentado en el desarrollo de mi trabajo. Las organizaciones, grupos, instituciones y en el mundo actual las empresas de modo esencial, son tanto creadores como usuarios de traducción. Comparativamente con otros oficios, la traducción ha experimentado poco progreso y relativamente poca automatización hasta épocas recientes, y el “oficio” de traductor ha sido considerado como un trabajo pasajero apto para cualquier persona con capacidad para los idiomas, bilingüe de nacimiento, etc. Dejando a un lado la historia, el enorme incremento en los intercambios comerciales y culturales, una sociedad de consumo masivo (desde electrónica a productos farmacéuticos), con necesidades e intereses globales, ha creado necesidades globales de información … que por ende han de llegar a numerosos públicos lectores. Todo ello ha creado y aumentado las necesidades de traducción más allá del aspecto artesano o escribano tradicional.

La calidad en la traducción de un texto (o lo que se denomina “localización” de un producto) es esencial para el éxito en su uso. Se da por hecho que los sistemas operativos informáticos deben funcionar en nuestro idioma, así como videojuegos. El material informativo o comercial de un producto o servicio (automóvil, seguro, fármaco o reproductor de música) debe estar expresado en nuestra lengua para poderlo utilizar debidamente. Es de esperar que cuando nuestras empresas e instituciones nos representen fuera de nuestras fronteras utilicen a profesionales experimentados para transmitir su mensaje, vender o convencer.

Al igual que un arquitecto no domina necesariamente la terminología de un ingeniero agrónomo, ni un médico la de un abogado, un equipo de lingüistas profesionales, conocedores de las tecnologías, se especializa en campos, unos le son más cercanos que otros. Gracias al manejo de herramientas informáticas, una empresa de traducción le ahorrará tiempo y dinero reutilizando bases de datos con traducciones previas, analizará la terminología propia de su producto o servicio para estandarizarlo. Automatizará procesos de publicación para que cada día pueda publicar más texto en papel, en la web o en mediante cualquier otro medio para que pueda comunicarse más rápidamente con un mayor número de personas en distintos puntos del mundo.

Cuando piense en traducción, piense Pangeanic
Soluciones y tecnologías de traducción personalizada

   

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>