12 consejos para que los traductores ofrezcan traducciones de calidad

Ningún traductor profesional se libra de tener que aprender nuevas herramientas y nuevas tecnologías de traducir mejor. Por esta razón, me gustaría dar algunos consejos a los traductores para preparar el trabajo, para durante la traducción y para después de terminar la traducción y enviarla a un cliente… si es que quieren trabajar para una de las mejores agencias de traducción.

Para muchas agencias de traducción o empresas de traducción (más conocidas como proveedores lingüísticos), el proceso de traducción para un cliente implica varios pasos de los que a menudo los traductores autónomos no son conscientes. Encontramos que los traductores que han pasado un tiempo como becarios en nuestra empresa de traducción y que se han familiarizado con todos los procesos necesarios y los estándares de calidad que deben seguir para convertirse en mejores traductores autónomos tienen un enfoque más serio y más profesional que aquellos que han llegado a la profesión por otras vías. La traducción es mucho más que teclear en una lengua extranjera y utilizar una o dos herramientas de memoria de traducción. En general, un servicio de traducción profesional necesita tanto una revisión (o edición) como una corrección. Es imprescindible que se realicen estas dos etapas antes de que podamos decir que un documento está listo para entregar al cliente.

La norma de calidad en la traducción EN15038 establece que un servicio profesional debe seguir esos pasos de revisión de forma independiente. Esto significa que el traductor no puede ser la persona que revisa la traducción (el editor) y que el corrector debe ser una tercera persona. Debido a las limitaciones de tiempo a menudo esto no es práctico, y el primer traductor se convierte en el corrector después de los comentarios del editor. No obstante, se debe realizar al menos una etapa del control de calidad. Pero, ¿cómo puede hacer esto un autónomo? Si usted es traductor autónomo, debe incorporar un paso de revisión antes de la entrega y nunca envíe el trabajo al cliente sin haberlo revisado previamente. A veces es difícil pedir a colegas que inviertan su valioso tiempo en leer su trabajo o en revisar la terminología. Al fin y al cabo, ellos también están ocupados. Pero ningún traductor debería trabajar de forma aislada. Los tiempos han cambiado desde la aparición de las memorias de traducción y de las herramientas relacionadas que hacen nuestro trabajo más preciso. Hoy en día, los traductores tienen una gran cantidad de datos en Internet a solo un clic. Así que leer su trabajo antes de la entrega y usar herramientas como XBench o QA Distiller para trabajos grandes es necesario cuando se gestionan muchos archivos y se tiene que ofrecer coherencia entre ellos.

Ningún traductor profesional se libra de tener que aprender nuevas herramientas y nuevas tecnologías de traducir mejor.

El caso es que cuando los clientes y hasta nosotros, los traductores, hablamos de “traducción”, hacemos referencia a todo el proceso, es decir, cuando la traducción implica un primer paso en el proceso que generalmente es conocido como TEP (traducción-revisión-corrección). Pangeanic da mucha importancia a la calidad desde el origen y entregar una traducción de calidad desde el principio es esencial para que los otros pasos se ejecuten sin problemas.

Hemos reunido 12 consejos para traductores que deberían ayudar a un profesional de la traducción a entregar un servicio de traducción de gran calidad y así reducir pasos ineficientes y largos y consultas:

Traducciones de calidad: algunos consejos para traductores

        1. Asegúrese de revisar los documentos y los archivos antes de empezar una traducción. Entienda las instrucciones que acompañan al trabajo: le muestran como debe abordar la traducción. No llamaría a un fontanero para arreglar un escape de agua y dejaría la casa sin ducha. Asegúrese de que todos los archivos y documentos que el cliente necesita son los que usted ha recibido.
        2. Asegúrese de que se siente cómodo con el tema y con el estilo de lengua y confírmelo al gestor de proyectos de traducción. Aunque pueda aceptar traducciones en campos en los que no es experto a fin de expandir su negocio, tardará más tiempo en dominar la terminología y deberá invertir tiempo en hacerlo. No hay nada malo en ello, pero sea consciente de que su propio control de calidad y revisión se vuelven incluso más importantes. Desgraciadamente, puede haber algunos temas para los que usted simplemente no está cualificado o no es bueno. No pasa nada. Los traductores profesionales se especializan en unos cuantos temas y, con el tiempo, son tan buenos en ellos que casi nunca aceptan nada fuera de su campo o conocimiento.
        3. Asegúrese de que está familiarizado con el formato del archivo. Si trabaja para una empresa de traducción, los ficheros le llegarán seguramente en un formato fácil para su traducción y con una memoria de traducción (artículo en inglés). No cambie la herramienta CAT que el cliente ha especificado. No hay nada peor para los gestores de proyectos de traducción que recibir un fichero cuyos contenidos se han de revisar debido a un mal formato. Puede haber ahorrado dinero si ha usado una herramienta que prometía plena compatibilidad con muchos formatos, pero si no lo ha probado usted mismo y el formato original está muy formateado, termina arriesgando el tiempo del gestor de proyectos y su relación. Tendrá que reconstruir el archivo entero y no importará cuán buena sea su traducción, pues el tiempo perdido nunca se puede recuperar. Corre el riesgo de perder un cliente.
        4. Use todo el material de referencia, guías de estilo, glosarios y bases de datos de terminología. Nunca ignore un glosario que se le haya enviado. Si el cliente ha creado una base de datos, úsela. Si se trata de un archivo excel simple, sepa que todas las herramientas pueden importar este formato a una herramienta CAT y un csv puede crear un archivo de glosario en segundos. Es fundamental que sea consistente en la terminología y en el estilo con el trabajo anterior. Muy a menudo, usted no será el primer traductor en un proceso de publicación. Los clientes de traducciones únicas no son abundantes y si quiere tener éxito como traductor, deseará clientes que paguen regularmente e ingresos recurrentes. Puede que sea la primera vez que está traduciendo un fragmento en particular o un conjunto de archivos. Puede que sea la primera vez que está traduciendo para un cliente determinado, pero seguramente él ya haya encargado servicios de traducción antes y espera consistencia en estilo y terminología.
        5. Contacte de inmediato con su gestor de proyectos de traducción si encuentra cualquier problema con la memoria de traducción o con el glosario. Puede que traductores anteriores no lo hayan seguido o tal vez hayan tenido un mal día. Si hay problemas de calidad con el material que le han entregado y no sabe si seguir la memoria de traducción o el glosario, póngase en contacto con el gestor de proyectos y hágale saber que hay un problema con el original. Si no fuese posible, debido a limitaciones de tiempo, siga lo que se haya hecho antes, aunque su estilo y preferencias personales sean diferentes. Tome nota en un archivo separado de problemas con la terminología y comentarios mientras trabaja. No querrá hacerlo o revisar los errores cuando haya terminado la traducción. Dígale al gestor de proyectos lo que ha sucedido. Recuerde que los comentarios siempre se agradecen y que ayudan a crear calidad y mejoras en el proceso. Ganará muchos puntos frente a su gestor de proyectos y se creará una reputación como traductor serio y consciente con la calidad.
        6. Contacte inmediatamente con su gestor de proyectos o con su cliente si encuentra o prevé algún problema con el documento, con el formato, con el recuento de palabras o con la fecha de entrega.
        7. Identifique fuentes de referencia relevantes en Internet sobre el tema que va a traducir. Si va a traducir documentación técnica para bicicletas, localice el sitio web de la marca en su idioma. La competencia del fabricante suele ser una fuente de buena terminología y estilo. Si está traduciendo dispositivos médicos, seguro que encontrará algún material relevante en sitios web relacionados. Tenga todo esto preparado antes de empezar a traducir. Se llama “trabajo previo”. Y vale la pena tanto a corto como a largo plazo. Es como hacer una comprobación de referencias. ¿Aceptaría trabajo de un cliente del que no sabe nada? ¿Conocería en la vida real a alguien del que no sabe nada sin investigarlo un poco? ¿No comprueban las empresas las referencias de los traductores autónomos y del personal que desean emplear? Entonces, tenga a mano otros recursos en línea específicos para el tema que está traduciendo para hacer una consulta rápida. Y, más importante, conviértase en un investigador de los temas en los que se especializa como traductor autónomo. Prepárese para un día sin Internet cuando no tenga conexión a los recursos de información en línea, que todavía tenga tiempo para entregar.
        8. Cuando haya terminado su traducción, pase el corrector ortográfico y corrija las faltas de ortografía y los errores tipográficos. Ahora es el momento de convertirse en su propio editor y leer el documento comparándolo con el original. Vuelva a leerlo sin mirar el texto original para asegurarse de que tiene sentido. Los lectores no tendrán acceso a su material de origen y, francamente, no les importa si el texto fue traducido y cómo fue traducido. Quieren leer de forma natural en su lengua y usted, el traductor, es el puente. Su versión se ha de leer como si se hubiera escrito originariamente en su lengua, sin traducciones literales ni expresiones complejas que se hayan transferido directamente sin errores.
        9. Compruebe su traducción contrastándola con el texto original para detectar texto omitido o problemas de formato. La mayoría de herramientas CAT incluyen características QA estándares dentro de su software. Cada herramienta ofrece características diferentes, pero todas son buenas para detectar segmentos sin traducir, textos originales igual que textos meta y hasta números omitidos o incorrectos. Si su herramienta CAT solo ofrece procedimientos básicos de revisión o si quiere llevar a cabo revisiones más detalladas, mi recomendación es utilizar XBench. Incluso se pueden cargar memorias de traducción y comprobar su consistencia, el formato y la coherencia entre archivos, traducciones omitidas y “traducciones sospechosas” donde los diferentes segmentos del texto original han producido la misma traducción (quizás un error si aceptamos una concordancia de la memoria de traducción), o viceversa, cuando un único archivo de origen ha producido varias traducciones. Sus clientes lo agradecerán.
        10. No sea literal. A los clientes y a los lectores no les gusta que las traducciones suenen “encorsetadas”, es decir, que sean copias literales de idiomas extranjeros. Es inaceptable. A menos que esté traduciendo material técnico, las expresiones rara vez se traducen literalmente de un idioma a otro. El material técnico incluye traducciones farmacéuticas, ingeniería, traducciones para el sector de la automoción, traducciones médicas, traducción de software, patentes, etc. En traducciones legales, la exactitud y la precisión se valoran más que la belleza. Hay muchos ejemplos y referencias que pueden parecer muy importantes y obvios para el autor original, pero no para el público meta. Hace unos años, los traductores japoneses quedaron bloqueados cuando el primer ministro británico anunció en una visita a Japón que estaba dispuesto a ir de The Full Monty en sus políticas económicas. La película no se había estrenado en Japón. La traducción de páginas web, los libros y la literatura, las noticias y los vídeos de noticias, los currículos, etc., requieren belleza en la expresión y en la forma que solo puede alcanzarse con un “enfoque neutral de la traducción”. Debe distanciarse de su trabajo, editarlo y corregirlo desde un punto de vista crítico. Siempre debe ver su traducción como si fuese el producto final. Usted está ofreciendo un servicio de traducción profesional y cada uno de sus clientes es único. No cuente con editores o correctores para que arreglen su trabajo no comprobado y sus errores. A nadie le gusta corregir la falta de cuidado de otras personas.
        11. Asegúrese de pasar el corrector ortográfico varias veces. Si todo está bien, solo tardará un par de minutos. Puede que haya añadido un pequeño error tipográfico durante sus revisiones y esto echaría a perder todas las medidas de calidad que ha realizado hasta el momento.
        12. Recuerde incluir las notas o los comentarios sobre su traducción para su cliente o para los editores con la entrega del archivo. Una entrega en blanco con su firma, o un “aquí tiene los archivos adjuntos” muestra poca interacción con su cliente. Puede significar que si no tiene tiempo para escribir dos líneas sobre la entrega del proyecto, probablemente no tuvo tiempo de hacer un control de calidad. Agradézcale el trabajo al gestor de proyectos y espere el siguiente encargo. Si no ha tenido ningún problema, diga que el trabajo salió bien. Tal vez la memoria de traducción era muy buena o si no la había, se sintió muy cómodo/a y disfrutó haciendo una traducción en su campo de especialización.

Garantía de calidad en el programa de traducción asistida por ordenador (TAO) Memsource

Garantía de calidad en MemsourceSi ha encontrado problemas y cuestiones, mejor póngalos en un documento separado y adjúntelos a la entrega. Dígale a su gestor de proyectos que haga mención de ellos. Debe haber una razón del porqué elige una determinada traducción o un término, o tuvo que despegarse de la terminología estándar o del glosario en su idioma. Sin embargo, si no lo advierte con antelación, los editores pensarán que hay un error y esto llevará a que ambas partes pierdan el tiempo. Los editores y los revisores encontrarán traducciones o términos inesperados y si no tienen ningún comentario, le seguirán un sinfín de consultas improductivas.

Deje un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Captcha *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>